Qué gran reto ir al súper con la “prole” padres y madres del mundo!.

Algunos ya no se acordarán de lo que es, otros no habrán llegado a esta maravillosa parte de “ser madre nunca fue tan sencillo” y otros directamente “harán de su capa un sayo” y nunca llegarán.

A todos esos valientes: Bienvenidos a una clase de “crossfit” avanzado.

Estoy de acuerdo con eso de que ser madre es bello ( no me malinterpretéis….) pero hay momentos en los que se come rápido, se bebe rápido, no se duerme, se engorda rápido y sobretodo se compra ( yo a veces hasta ando) por intuición.

RELATO CORTO PARTE I.  Hay que comprar!

Resulta que vuelves del trabajo y llegas a casa. Aún en tacones, abrigo, bolso y si me apuras como es mi caso, portátil adosado a la espalda.

Abres el frigo y…oh! LO QUE TE TEMÍAS …. “la nada” está justo ahí detrás…

Es entonces cuando suspiras y asumes tu realidad, segundo round del día: HAY QUE IR A COMPRAR.

Resultado de imagen de niño perdido en el supermercado

Decides que prefieres ir por la vía amistosa y comienzas aplicando la técnica número 1: la de madre “buena y amorosa”.

Cariñín vamos a ir a comprar vale? Si te portas bien quizás haya un regalito….

Tienes que intentarlo, está claro.  Aunque en realidad el peque ya te ha dicho “jooo”, “pero yo no quiero ir” ,” cuando vamos al parque” y…”me quedo con papá”.

Pero ni papá está en casa ( ojalá) ,ni tienes ganas de ir y si me apuras, ni siquiera tienes idea de lo que vas a comprar realmente.

Y tú estás ahí como una guerrera con tu traje de chaqueta, quizás un poco de rimmel caído, ojos cansados de ver pantalla y una especie de peinado “molón” venido a menos.

Pero sabes que lo vas a hacer: que lo TIENES que hacer, así pues te calzas las zapas domingueras  (queden como queden, no es momento de pensar en moda)  y…allá vas dispuesta a triunfar, que diga, a comprar.

Si tienes suerte y está en la edad, siempre puedes dejarle en la sillita del carro: y oh! amigos ya puedes darte por afortunado si tu peque es de los que se quedan sentaditos ahí. En ese caso, pensarás que esto que escribo es una exageración.

Imagen relacionada

Pero si no es así: Bienvenidos a mi mundo...en menos que te des cuenta lo habrás dejado conducir el carro mientras vas esquivando el atropello gratuito de varias señoras, un guardia de seguridad y la estantería de bollería.

Resultado de imagen de niño en supermercado gif

Perdón señora, lo siento….sonrisa discreta y un “niño tira pa’lante” entre dientes.

Una vez consigues el “control” ( jajajajaja) decides seguir el orden establecido ( el de siempre) de calles para la compra, pues es la manera más fiable de recordar mientras pasas qué es lo que necesitas comprar y el motivo real de estar en terreno hostil.

RECUERDA: no es momento para leer etiquetado de nuevos productos, ve a lo seguro REPITO ve a lo seguro. En todo caso fija un ojo en el producto y el otro en el peque.

Y SÍ lo sé, es una maniobra nivel máximo experto pero tranquilos con la experiencia es posible llegar a conseguir la visión múltiple. Créeme que lo harás.

Debes tener máximo cuidado con pararte demasiado porque mientras más te paras, más riesgos corres…y sin darte cuenta zas! ya lo has perdido, eah.

“Eso me pasa por pararme a comprobar si el queso es de cabra o de oveja”.

“Tenía yo necesidad?”.

Pero ya ha sucedido: pues tranquilos,  no pasa nada, aún podéis salir de aquí victoriosos.

Que no cunda el pánico.

Sabes que no puede estar muy lejos y lo ves justo al final del pasillo.

Quiere pasar un ratito divertido y espera que vayas a por él. Obviamente está claro que se irá más lejos o  cambiará de calle si lo haces , así que nooooooooooo caigas en su trampa!.  Debes estar preparada para este momento porque si decides ir a por él, y sé que es difícil mantener a raya el instinto, entraríamos en un bucle sin salida por todos los pasillos del súper. Y LO SABES. 

Así que no compensa.

Lo mejor es disimular hacer como que no lo has visto y pararte a mirar la zona de “harinas” o lo que te pille en ese momento.

Poco a poco vas acercándote  a la zona patatas, chuches o chocolatinas varias. NO FALLA AMIGOS.  En cuanto se percate, allí estará rápidamente pidiendo algo, porque en eso de pedir, perdonadme pero nacen con un Máster.

Bien…en este punto lo tienes contigo de nuevo y probablemente ya tenga en su poder un paquete de patatas o el móvil. Lo sé, lo has hecho y no estás orgulloso de ello, pero necesitabas hacerlo en ESE MOMENTO. Y está bien.

Todos lo necesitamos en algún momento. Y TODOS LO HACEMOS.

A todo esto…. me temo que voy a tener que dividir el post en varias partes porque esto me puede dar para  largo Y….tengo que ir a comprar. Necesito concentración máxima ( vamos que no se quiere poner el abrigo)…..

Y es que esto de ir al súper es tannnnnnnnn interesante que da para mucho o no madres y padres del mundo?????