MARILÓ PARRILLA

Experta en ver "algunas cosas" antes que los demás.

Categoría: Esto sí que es un lujo (página 1 de 4)

De vuelta a “casa”en la Malvasía, un hotel para sentir.

Hay tantos sitios que descubrir, que vivir, que conocer, compartir…y éste sin duda, es uno de ellos.

Para mí ha sido un descubrimiento de los que apetecen repetir y vivir más intensamente – la visita fue corta no os engañaré, pero para una medio bruja como yo, suficiente para saber lo que se cuece con sus más y sus menos.

No os contaré demasiadas partes “técnicas” que para eso ya hay otro tipo de artículos y documentos donde comprobar tal o cual medida, costura o material.

Lo que os traigo aquí viene más de mi emoción. De lo que capté en el aire. De lo que pude ver con mis otros ojos.

Soy de las que piensan que hay hoteles que han dejado de ser simplemente “hoteles” para convertirse en experiencias que curan. Y este sitio tiene un “no sé qué…que qué sé yo “ – y con esto seguro que me habéis entendido a la perfección-.

O no?.

Se llama Hotel La Malvasía y está en la aldea del Rocío, en Huelva.

Os doy algunas pistas para ver si me hago entender, que ya sabéis que a veces me pongo de lo “mío” y no atino.

Tiene unas 16 habitaciones, dividas en 3 tipos: Suite, Doble e Individual.

Cada una de ellas tiene una decoración que va en el mismo estilo pero con tonos y ornamentos diversos, dando así a cada una un toque diferenciador.

Las hay con vistas y con vistas a la Marismas, vaya que todas tienen luz, quise decir.

Sus tonos son claros, suaves y muy andaluces por lo que tienen un toque de color que les va como anillo al dedo.

Enrique me contó detalles de la ropa de cama y del colchón que no logro recordar en detalle porque todo aquel “palabrerío” a mí me estaba sonando a ” sábana limpia, fresca, blanca, descanso, sueño, amanecer…”, vamos que me sonaba más a música celestial que a otra cosa. ( Enrique, perdóname!).

Además de la limpieza de habitación habitual, ofrecen el servicio de cobertura incluido: eso es, que te preparan la cama por la tarde-noche, te dejan una mantita suave y esponjosa ( cuando procede la temporada de frío)  y un pequeño detalle dulce en tu almohada. OH la la!.

Cuentas con zapatillas y albornoces en todas las habitaciones, que cuidado! Es un detalle que se agradece y que por supuesto, denota esa delicadeza y servicio extra que tanto nos gusta.

Sigamos –

El baño.

Todo es detalle bien colocado. Con gusto y armonía. Selección de amenities incluída. Buenas toallas. Ducha de 38cm con “efecto lluvia” – tenía que decirlo.

Qué más os puedo contar que no os haya dejado atrapados ya?.

Tiene una zona de estar, quizás más invernal ( o así lo veo yo)  como todas las casas rocieras donde puedes bien tomar un copa o hacer una reunión, encuentro, charla…de nuevo buen gusto, de nuevo apetece quedarte un ratito más.

Cuenta con restaurante, en la zona dónde se sirve cada mañana el desayuno apacible ( qué tranquilidad!).

Café y té 24 horas, Wifi Gratuito, Espejo de aumento, Secador, Kit Completo de Amenities, Caja Fuerte…..

Para chequear disponibilidad y precios, sólo tenéis que entrar en su web: www.hotellamalvasia.com

Por cierto, os he dicho que hay hoteles que para mí han dejado de ser “hoteles”?????……

Mariló Parrilla

Callejeando por Trujillo….

panoramica

Esta es parte de la Plaza Mayor de Trujillo ( Cáceres) y ese señor montado a caballo Francisco Pizarro, conquistador de Perú. Trujillano.

Según he leído, es tierra de valientes como Francisco Orellana descubridor del río Amazonas y por lo que está documentado de algunos otros más.

Viniéndome al presente, Trujillo es también la tierra de amigo Jose Luis;  amigo- mentor, al que siempre consulto todo y como se diría de manera coloquial, “un echao pa’lante” de los que si tienen miedo, ni te enteras.

Ahora entiendo un poco mejor ese alma de conquistador donde los haya!

Siempre me hablaba maravillas de Trujillo y mira por donde después de tantos años, decidimos hacer un alto en el camino y pasar aquí algún tiempo.

Declarado de bien de interés cultural, la zona donde nos alojamos – pleno centro – parecía sacada de algún tipo de película histórica. De hecho una de sus iglesias estaba tomada por un equipo de rodaje americano que tenía revolucionado toda la Plaza Mayor del pueblo.

Y no son los únicos! Juego de Trono y otra más ha cerrado el ayuntamiento ya para rodar…

Nos contaba un camarero de la plaza.

Y no me extraña, teniendo en cuenta los monumentos y espacios que tiene la ciudad, que por cierto, ha pasado por todas las etapas de la Historia: desde poblado romano hasta ciudad medieval – conservando muy bien además en el Castillo parte del antiguo alcázar árabe.

De Trujillo, nos gustó TODO.  Las calles, la comida ( existen alternativas a los que no comemos carne, vaya quesos artesanos!!!), las iglesias, el castillo y sobretodo la Posada donde nos alojamos.

Y de eso os vengo a contar. Del Hotel -Posada, Dos Orillas.

puerta-hotel

Ubicado en pleno corazón de la Villa Histórica, es un edificio del siglo XVI restaurado – decorado con algunas obras de arte y atendido por una familia joven, cercana, que te hacen sentir tan cómodos como en casa.

La bienvenida es personal, amable y la primera frase que pronunció su propietario, Álvaro, fue un rotundo: “Bienvenidos a esta casa”. Pero bien sentido y con una sonrisa, eh?. De forma honesta.

Se nota que es suyo. Que lo quiere a pesar de los quehaceres y que sus huéspedes, somos los más importantes.

Llevan 15 años con la gestión y como me decía en la charla que tuvimos, “una lucha diaria”!.

Pero que maravilla de sitio…hay que sentirse orgullosos de llevarlo desde hace ya tanto tiempo, así de bien.

Cada habitación, de las 13 que disponen, tiene el nombre de una zona de Sudamérica ( la verdad es que no pregunté el por qué, pero entiendo en honor a los descubridores) y nosotros estuvimos en CUBA, que cómo veis nada tienen que ver en parecido con su nombre!.

slider-5

slider-1

Las habitaciones son sencillas, limpias, de ambiente cálido. Invitan al descanso y desde ellas sólo oímos campanas y una rebelión de pájaros al amanecer.

Suelo de piedra, techos altos de madera. Como esas casas de muro grueso típicas de esa zona.

Cuenta con calefacción centralizada y aire acondicionado. Tenía mini bar pero estaba vacío, imagino que según petición lo ponen a disposición.

El baño completo, tiene todo lo que puedes necesitar – secador, amenities y buenas toallas.

slider-7

Tienen una pequeña zona a modo de restaurante donde sirven un desayuno típico de la zona más un patio exterior precioso con acceso directo a la calle, ideal para la época estival.

014786fef95bf2cc62c227fb624f16fc36023d0bdc

En cuanto al precio podéis ver en su web las tarifas oficiales, MUY BIEN calidad -precio. Para nosotros no sólo recomendable sino es que además VOLVEREMOS PRONTO!.

Os podría contar muchísimas cosas más sobre Trujillo, subir al castillo nos encantó, recorrer esos muros, pasar por toda esa historia! Es increíble.

Cuánta gente habrá pasado por aquí? Cuántas historias, civilizaciones y formas de pensar?.

Altamente recomendable si quieres desconectar y respirar aire fresco. Comer bien, dormir. Y de paso sentirte parte de toda esta historia.

 

Tipo de Reserva: TODO INCLUIDO, por favor.

De estas que me dije, ” este verano necesitamos unos días sin hacer NADA” – y eso queridos amigos sólo se consigue reservando parte de las vacaciones en un buen hotelito donde no tenga uno ni que hacer ni la cama.

Es verdad, no siempre se puede ni llega el presupuesto, pero juro que debería estar prescrito por la Facultad de Buenas Costumbres, Salud y otros Deberes Anuales, porque esos días por muy pocos que sean, te vuelven a recargar las pilas nivel Duracell.

Ni cortos ni perezosos, hemos disfrutado este año de unos merecidos días con la cadena RIU en la que trabajé ya hace algunos años y donde nos lo hemos pasado genial.

Hotel-Riu-Chiclana

Que un Todo Incluido tiene algunos efectos colaterales, CIERTO. Que básicamente es como estar en una especie de fase engorde del ganado, también. Que parece que se derrocha y se gasta demasiado, tanto de todo!!!……que sí, que sí, pero me digo yo a mí misma, es que acaso no me lo merezco?? Que me quiten lo bailao!.

Porque señoras y señores, de pobre no saldremos con mucha seguridad ( espero que alguno de los que me lea lo haga!) pero ojito porque  gustito que le damos al “body”, eso que nos llevamos. Más claro water my friend.

 -Como leéis vengo algo más internacional porque  en realidad la experiencia tiene muchas ventajas como por ejemplo aprender idiomas o recordar vocabulario : “hamaca”, “estamos tan agustito”, “este aire tan típico es el Levante”, “va a coger usted paella?” “is this a Mojito???”, un sin fín de expresiones que ahora sé decir en alemán y ellos en español-.

SIGO.

Que levante la mano a quién no le mole eso de probar a tomarse una piña colada en el bar de la piscina aunque sea un poco rollo  luna de miel o ir a por un té y traerse un mojito porque sí ???.  Pues Mola, ya os lo digo yo.

riu%20chiclana%20pool4

 Y aquí estamos, con dos kilos de más, tipo sharpei empezando a retomar sanas costumbres, pensando – y por ahora sólo pensando – que tengo que volver al gim. La báscula de la farmacia me ha dicho literalmente que soy de constitución FUERTE, así que es hora de emplearse y cambiar de categoría.

De momento al que esté en ello FELICES VACACIONES y recordad el dicho: “gamba que te comas, gamba que te llevas” y para el resto de los mortales, HOLA QUE TAL? estáis pensando ya dónde iréis el próximo verano???. No descartéis probar esta experiencia de Todo Incluido, eso sí, con mis amigos de RIU eh???.

IMG_3739

 

 

 

Que hay de nuevo, Cádiz?

Esta será una visita cortita pero de las que dejan huella. Porque Cádiz es así: pequeña pero al mismo tiempo inmensa, rica en casi todo y en lo que es más importante que nada : el espíritu.

Dentro de la vorágine del día, no quiero dejar que pase sin dar las gracias a Juan Antonio de Cádiz Guías, que nos ha llevado por calles y callejones – a paso militar- pero con descubrimientos maravillosos. Y por otro lado al Restaurante El Faro de Cádiz , por abrirme las puertas de sus entrañas y por poner en la mesa no sólo un servicio excepcional sino una materia prima de categoría.

image

Con una extensa carta donde los platos más tradicionales de la tierra se dejan ver, es una visita obligada y más que aconsejada al que pase por Cádiz y quiera de lo bueno, lo mejor.

El servicio y el trato son excelentes, el espacio es acogedor y las mesas están bien distribuidas. Disponen ademas de una zona de barra para tapear como alternativa en un salón adjunto y que no resulta molesto al comedor del restaurante.

Eso sí, os aconsejo si vais a venir, que reservéis con antelación pues tienen bastante movimiento.

Por aquí han pasado reyes y reinas, Celebrities variadas y gente muy diversa . Más o menos conocidos todos han probado sus exquisitas “Tortillitas de camarón” y su ATUN!.

image image

Le siguió una extensa lista de pescaito frito, gambones al ajillo…….y paro aquí para no dar más envidia ( y para que después no me digáis que no hago dieta Jajajaja – cuidado, que aquí todo es de régimen!).

Para terminar, un toque dulce…que aunque ya nos venía largo, bien hemos terminado.

image

Qué queréis que os diga? Que Cádiz me ha vuelto a enamorar…tenéis que venir a verla, a disfrutarla y sobretodo…a sentirla!

Os dejo el vídeo de Cómo se fríen  sus famosas Tortillitas de camarón para que estén en su punto…( para saber el secreto del contenido tendréis que venir a probarlas!).

Antiguas entradas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies